Experta de ProLEER apoya esfuerzos del país para impulsar el desarrollo profesional de los docentes

* La Dra. Eleonora Villegas-Reimers, experta en formación docente, impartió conferencia y taller en la Universidad Nacional (UNA).

* Universidades, MEP y organizaciones del sector educativo dialogan para mejorar la formación inicial y continua de los maestros, determinante en la calidad de la enseñanza.

20 de agosto de 2014. Si Costa Rica aspira a fortalecer la calidad de la educación pública será preciso impulsar la actualización continua de los educadores, mediante programas que les ofrezcan nuevas pedagogías, que les brinden un apoyo sistemático y que se relacionen con su trabajo diario en el aula, con las tendencias curriculares y con el contexto social en que se desempeñan. Esta es una de las conclusiones de la conferencia “Factores de éxito en el desarrollo profesional docente”, impartida este miércoles por la Dra. Eleonora Villegas – Reimers en el auditorio del Centro de Investigación y Docencia en Educación de la Universidad Nacional (CIDE-UNA).

Oriunda de Venezuela, la experta es profesora en el Wheelock College (Boston, Massachussetts), una de las instituciones más prestigiosas de Estados Unidos en la formación de docentes. Fue invitada por el CIDE y ProLEER Costa Rica, con respaldo del Ministerio de Educación Pública (MEP), con el fin de apoyar los esfuerzos que realiza el país para mejorar la formación inicial y continua de los educadores, un desafío que fue señalado por el IV Informe Estado de la Educación en 2013.

La conferencia contó con una introducción de la Dra. Sonia Marta Mora, Ministra de Educación, y fue comentada por la Dra. Ana María Hernández –Profesora del CIDE–, la M.Sc. Isabel Román –Coordinadora General del Informe Estado de la Educación– y la M.Sc. Melissa Arias –Coordinadora del Programa de Desarrollo Profesional en Línea de la Universidad Estatal a Distacia (UNED) y la Asociación Amigos del Aprendizaje (ADA)–. Las tres comentaristas son integrantes de la red internacional ProLEER, a la cual pertenece también la Dra. Villegas – Reimers.

Después de la conferencia, la consultora participó en un taller con representantes del MEP, la UNA, la UNED, ADA, la Universidad de Costa Rica (UCR), el Estado de la Educación, el Patronato Nacional de la Infancia (PANI), el Consejo Superior de Educación, la Fundación Omar Dengo y otras entidades vinculadas al sector educativo. Esta actividad fue moderada por el Dr. Gilberto Alfaro, profesor del doctorado en Educación de la UCR y coordinador de ProLEER Costa Rica.

Buenas prácticas en desarrollo profesional

La Dra. Villegas - Reimers señaló que la calidad de la enseñanza es la variable más importante en el éxito de la educación y que el desarrollo profesional de los docentes tiene un impacto positivo en el aprendizaje de los estudiantes, en la eficacia de las reformas educativas y en las prácticas en el aula.

“El desarrollo profesional docente es un proceso de largo tiempo que incluye oportunidades y experiencias ofrecidas regularmente, que son planificadas sistemáticamente, con el objeto de promover el crecimiento y el desarrollo de los educadores en su profesión”, puntualizó.

La experta presentó las “mejores prácticas” a nivel internacional en desarrollo profesional docente: son procesos continuos, se basan en el constructivismo y están conectados con las reformas escolares así como con las actividades diarias en el aula, donde los maestros son aprendices activos que reflexionan e investigan –no intérpretes pasivos-. Según dijo, el apoyo regular y sistemático a los educadores es indispensable.

En su criterio, para que dicho proceso sea exitoso es preciso que la sociedad identifique sus metas en educación y los recursos necesarios para alcanzarlas, creando políticas públicas que las respalden. También destacó que las tendencias actuales en la preparación de docentes muestran gran énfasis en educación preescolar y en nuevas pedagogías basadas en el desarrollo del cerebro.

Atención a un desafío nacional

El IV Informe Estado de la Educación señaló la urgente necesidad que tiene el MEP de cambiar su actual modelo de capacitación “en cascada”, por uno más acorde a los nuevos tiempos y necesidades del sistema educativo y los docentes. Un estudio efectuado en 2011 –para el mismo Informe- reveló que pocos docentes participan en actividades de desarrollo profesional (solo un 38,5% de los docentes entrevistados afirmó haber participado en alguna durante ese año) y que dichas actividades no responden a un diagnóstico de las necesidades de los educadores.

En general no existe un adecuado acompañamiento a los docentes para catalizar los procesos de cambio o ayudar a implementar las estrategias planteadas en esas actividades. Además, hay un escaso aprovechamiento de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

“Es necesario diseñar una política de mediano y largo plazo que articule formación inicial con formación continua, armonizando la oferta con las necesidades e intereses de los docentes. También se requiere mejorar el balance entre la teoría y la práctica, fortalecer los mecanismos de acompañamiento e impulsar las modalidades de cursos virtuales y videoconferencias”, afirmó la M.Sc. Isabel Román.

En atención a estos desafíos, la conferencia y el taller en la UNA favorecieron el diálogo entre las entidades responsables de la formación inicial y continua de los docentes.

Como representante del CIDE, la Dra. Ana María Hernández puntualizó cinco aspectos relevantes que se deben de considerar para avanzar en la formación de docentes exitosos: el perfil de los candidatos a estudiar educación, quiénes forman a los educadores, cuál es la relación con las instituciones y las buenas prácticas educativas, los procesos de práctica y los procesos de autoevaluación y acreditación.

“Es importante que las universidades y las escuelas trabajen de manera colaborativa, como socias en el proceso de formación docente, para que exista una mayor conexión con el contexto cotidiano del docente y más posibilidades de identificar las buenas prácticas educativas”, afirmó Hernández.

Según la M.Sc. Melissa Arias, coordinadora del Programa ADA-UNED, los cursos en línea facilitan el acceso de los docentes en servicio a la actualización continua. A su juicio, es clave que los programas dirigidos a estos profesionales permitan una implementación práctica de las estrategias en el aula.

“Los docentes logran resultados muy positivos cuando tienen la oportunidad de planificar, de investigar y de reflexionar acerca de sus prácticas pedagógicas. Es muy importante el seguimiento durante la implementación de las propuestas en el aula, para lograr mejores resultados en el aprendizaje de los niños”, concluyó Arias.

Haga click aquí para descargar la presentación de la Dra. Eleonora Villegas-Reimers en PDF.

Para descargar el comunicado oficial de la conferencia, en PDF, haga click aquí.

Dra. Eleonora Villegas – Reimers: Biografía

 Eleonora Villegas-Reimers es profesora asociada en el Wheelock College, una de las principales instituciones de formación de docentes en los Estados Unidos. En los últimos veinte años ha ocupado diversos puestos directivos en Wheelock, incluso como Decana de la Facultad de Educación, Presidente del Departamento de Educación Primaria y Coordinadora del Programa de Educación Temprana. Antes de su carrera académica, la Dra. Villegas-Reimers enseñó en la escuela secundaria.

 En los últimos años ha sido consultora de varias organizaciones internacionales como la UNESCO, el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo, el Consejo Nacional de Investigación de EE.UU., y la Academia para el Desarrollo Educativo, en asuntos relacionados a la preparación y desarrollo de los profesores, la educación en valores y el multiculturalismo.

 Es miembro de la Junta del Departamento de Educación Temprana de Massachusetts, así como de la Junta Directiva de la Red Nacional de Educación para Padres, del Consejo Asesor de Families First y de la red internacional ProLEER. La Dra. Villegas-Reimers tiene un doctorado y una maestría en Educación de la Universidad de Harvard (EE.UU.) y recibió su licenciatura en Educación de la Universidad Católica Andrés Bello, en Venezuela, su país natal.