¿Quiénes somos?

La Asociación Amigos del Aprendizaje (ADA) es una organización costarricense sin fines de lucro fundada en el año 2000. Su misión es mejorar las oportunidades de aprendizaje de los niños, motivándolos a leer y escribir con un propósito, para contribuir a reducir la deserción escolar, romper el ciclo de pobreza y permitir que todos los niños prosperen.

La lectura es una puerta de entrada al aprendizaje continuo y a la sociedad del conocimiento. Por ello, nos preocupa que el 74% de los costarricenses de 15 años se desempeñen en los niveles más bajos de comprensión lectora, según la evaluación más reciente de PISA, aplicada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

La misión de ADA beneficia a miles de estudiantes en las 27 regiones educativas de Costa Rica

Este déficit de aprendizaje comienza en la escuela primaria, donde el 50% de los estudiantes de sexto grado también se desempeña en el nivel más bajo de lectura en la evaluación regional Terce, coordinada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). Se prevé que la pérdida de aprendizaje por el cierre prolongado de escuelas, durante la pandemia de COVID-19, exacerbará los desafíos para todos los estudiantes del sector público, especialmente aquellos en las comunidades más vulnerables.

Aprender a leer y escribir bien en la primera infancia requiere motivación y frecuentes oportunidades para leer y escribir con un propósito. La mayoría de los niños en las escuelas públicas de Costa Rica carece de esa motivación y de esas oportunidades, pues son limitados por las prácticas de enseñanza obsoletas y la falta de recursos en el aula.

Por ello, ADA promueve un cambio de paradigma en la enseñanza de le lectura y la escritura -bases del éxito escolar- para empoderar a los niños como lectores activos y como autores de su propia historia.

Nuestra Misión

Mejorar las oportunidades de aprendizaje de los niños, motivándolos a leer y escribir con un propósito, para contribuir a reducir la deserción escolar, romper el ciclo de pobreza y permitir que todos los niños prosperen.

Para lograr su misión, ADA: facilita el desarrollo profesional docente en línea, con más de 4.000 docentes graduados desde 2011; organiza el Concurso Nacional de Escritura Infantil, “Mi Cuento Fantástico”, con 75.000 niños y 5.000 maestros participantes desde 2012; y coordina la red internacional ProLEER y la reunión anual de líderes educativos en la Universidad de Harvard, para fortalecer la práctica de la lectura, la investigación y las políticas educativas en América Latina.

 

Nuestros programas se fundamentan en prácticas de lectura y escritura basadas en evidencia, desarrolladas a través del trabajo colaborativo con investigadores de la Universidad de Harvard y la Universidad Estatal a Distancia de Costa Rica (UNED), con la validación del Ministerio de Educación Pública (MEP). Los cursos de desarrollo profesional docente en línea de ADA han sido evaluados por investigadores académicos externos en 2012, 2016 y 2019. Cada ciclo de evaluación ha validado la metodología de ADA, al tiempo que contribuye a mejoras en la práctica.

 

ADA trabaja en conjunto con escuelas, académicos, gobiernos, grupos filantrópicos y aliados corporativos, para transformar la manera en que los niños aprenden a leer y a escribir. Las comunidades escolares – estudiantes, directores, docentes, bibliotecólogos y padres de familia- son el centro de nuestra labor.

 

De esta manera, atendemos uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible definidos por Naciones Unidas: Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos.

 

Para conocer nuestros resultados, le invitamos a leer el Informe de Impacto de ADA 2020:  https://issuu.com/amigosdelaprendizaje-ada/docs/informe2020digital

Nuestra Visión

Una educación primaria de calidad para todos los niños, que les brinde bases sólidas para alcanzar el éxito escolar, participar en la sociedad del conocimiento y prosperar.